Banda Gstrica

La Banda Gástrica (Lap–Band) es una alternativa segura que ofrece excelentes resultados en la reducción de peso. Este procedimiento minimamente invasivo elimina la necesidad de drásticas operaciones sobre el estómago como la creación de un By-pass de la digestión normal.

Como Funciona?

Mediante la colocación de la banda de silicona alrededor del estomago se logra reducir de peso evitando la ingesta excesiva de peso. La banda, que es un anillo inflable, controla el flujo de comida que el paciente ingiere permitiendole sentirse satisfecho con pequeñas porciones. El equilibrio y adecuado estado nutricional dependerá de la calidad de los alimentos ingeridos para lo cual recibirá asesoria.
La banda posee un puerto con una válvula que se coloca por debajo de la piel del abdomen y permite ajustar la banda; cerrándola si no hay descenso adecuado de peso o abriéndola si el descenso es muy rápido.

La demanda de la Banda Gástrica Ajustable (Lap-Band) ha crecido progresivamente desde su aprobación por la FDA y ha demostrado ser más seguro y tan efectivo como otros procedimientos bariatricos.

¿Puede aplicarse en cualquier caso de sobrepeso?

Es aconsejable practicarlo en casos de sobrepeso y obesidad en pacientes con la voluntad de hacerlo entendiendo que deben cambiar sus hábitos y estilo de vida y en quienes se ha descartado otra causa endocrina.
En esta situación, la banda gástrica le limita la cantidad de comida que puede tomar de una vez, acostumbrándole a comer menos y ayudandole a cambiar los habitos.

Cuanto peso se logra disminuir?

El objetivo se cifra en perder aproximadamente un 60% de su sobrepeso en unos 2 años. Gracias a ello, está demostrada una disminución de los riesgos globales para la salud que entraña la obesidad; especialmente hipertensión arterial, colesterol y triglicéridos y diabetes. Usualmente los paciente requieren menos medicamentos para el control de estas patologías y en muchos casos se pueden llegar a suspender. Además, se encontrará mucho mejor, irán aumentando progresivamente sus posibilidades de hacer deporte o al menos un buen ejercicio físico cotidiano. De igual forma muchos pacientes refieren mejoría en su actividad sexual.
A diferencia de otras técnicas contra la obesidad, tras una banda gástrica NO se requieren tomas de vitaminas de por vida, ni hay riesgo en principio de carencias, siempre y cuando se cuide la dieta.

Puede fallar el tratamiento?

Los resultados pueden no ser los esperados si, con el paso del tiempo, come sistemáticamente más de lo que permite el tamaño del estómago residual, y éste aumentará progresivamente. Con ello, no sólo podrá comer cada vez más, sino que puede dar lugar a complicaciones importantes que pueden hacer necesario retirar la banda. Es importante entonces saber que  la banda gástrica es en principio un procedimiento definitivo. Una reoperación, tanto para quitarlo como para modificar o sustituir esta técnica por otra, entraña siempre mayor riesgo que la primera operación.

¿Qué complicaciones se pueden presentar con  la banda gástrica?

Para tomar una decisión inteligente, el paciente necesita conocer muy bien los detalles concernientes a la operación, riesgos, beneficios, cambios que se impondrán en su estilo de vida… Es necesaria tanto una información exhaustiva, como un tiempo de reflexión.
• A pesar de que se trata de un procedimiento minimamente invasivo que se realiza a través de pequeñas incisiones (por laparoscópia), es una cirugía con riesgos. Existen riesgos y complicaciones que se derivan de la intervención quirúrgica, y  también derivados de la obesidad en sí.
Embolismo pulmonar: Este es un riesgo derivado principalmente por la obesidad y  ocurre cuando un coágulo que se forma en la pierna se desprende y llega hasta las venas del pulmón. Puede causar muerte súbita o a veces sensación de falta de aire. Concierne a menos del 1% de los pacientes. Utilizamos medidas de prevención que incluyen anticoagulante así como medias compresivas especiales. Si toma anticonceptivos, deberá de suspenderlos 3 semanas antes de la operación. Si fuma, también debe dejarlo 3 semanas antes de la operación.
Hemorragia: Ocurre en menos de 1% de los pacientes, bien durante la operación por lesión del bazo, bien después, hacia dentro o por fuera del estómago. Suele detenerse suprimiendo los anticoagulantes, pero en algunas ocasiones puede ser necesaria la reoperación.
“Slippage” o deslizamiento de parte del estómago por encima de la banda: esto puede ocurrir en más del 10% de los pacientes. Tiene que ver en parte con la técnica quirúrgica, pero mucho con el exceso de ingesta de los pacientes, sobre todo demasiado pronto después de la cirugía, lo cuál fuerza la dilatación del pequeño reservorio gástrico, que hala del resto del estómago hacia arriba. La mejor forma de prevenirlo es seguir las indicaciones del grupo.
Erosión del estómago por la banda: al igual que en el caso anterior, puede asociarse a un exceso de comida, aunque también a veces al querer llenar en exceso la banda. A veces la banda acaba atravesando el estómago, y puede ser necesario una endoscopia  o incluso la cirugía para su extracción. Si ha de retirarse así la banda, se pierde por completo el beneficio de la cirugía. Ocurre en menos de 2% de los casos.
Infecciones: Las infecciones son raras pero pueden ocurrir: tanto neumonías, como infecciones de las heridas quirúrgicas sobre todo del sitio donde se halla colocado el reservorio. Esta infección también puede producirse a largo plazo, obligando a veces al cambio se emplazamiento o incluso a su retirada, cuando se produce debido a la erosión de la banda gástrica antes mencionada.
Problemas ligados al reservorio: Pueden presentarse infecciones, intolerancias, ulceración de la piel por la presión ejercida por el reservorio al perder espesor de grasa, desconexión del tubo del reservorio…. Estas complicaciones en principio no graves, son no obstante las más frecuentes. Algunas pueden requerir intervención quirúrgica.

¿Que pasos se han de dar para la aplicación de la banda gástrica?

El plan a seguir a partir de ahora es el siguiente:
a) Contacto con nosotros para hacerle una historia clinica y valoración de sus necesidades. Para esto le enviaremos via e-mail  o personal un cuestionario detallado el cual debe completar, reenviarlo, y posteriormente nos entregara el original una vez se encuentre con nosotros.
b) Le solicitaremos exámenes completos de sangre, incluyendo balance hormonal si no lo tiene ya realizado-. De igual forma estudios cardiológicos y pulmonares según el caso. Los puede realizar allí o en nuestra institución según su historia clinica lo permita
c) Nuestra nutricionista le enviará un cuestionario como parte de la valoración nutricional y se le solicitará reducir de peso antes del procedimiento; recibira asesoria para tal efecto. Este es un requisito indispensable para disminuir riesgos durante la cirugía.
d) Hecho esto, fijaremos lugar, fecha y hora para la intervención quirúrgica.
e) Previamente al procedimiento, será visitado por el anestesiólogo. Le revisará el estudio analítico y demás exámenes realizados, así como los informes previos. Si lo estima oportuno, le solicitará algún examen complementario. Le explicará el procedimiento habitual.
f) Tras la intervención, pasará a la Unidad de Recuperación  donde permanecerá en principio unas horas, modificable a criterio del médico responsable de la Unidad. Al día siguiente, se le permitirá tomar líquido, y si todo va bien, podrá marcharse de Alta. Dispondrá de un número de teléfono para que, 24h al día, pueda llamar con cualquier inquietud.
g) A continuación, se le citará para realizar el primer ajuste de la banda entre 6 – 8 semanas después de la cirugía.Se procederá al inflado de la banda, bajo control radiológico. El procedmiento suele demorar menos de 5 minutos y no se requiere anestesia para su realización. Aunque idealmente le sugerimos realizarse el ajuste con nosotros contamos con una red de profesionales en USA y las principales ciudades del pais para llevar a cabo el procedimiento.
h) A partir de entonces, estaremos estrechamente en contacto con una frecuencia trimestral máxima en principio, aunque ha de comprometerse a consultar en cualquier momento cualquier anomalía que pueda relacionar con la presencia de la banda. El siguiente ajuste será definido acorde a la evolución.

 

 

Volver a los Artculos